¡CALAVERAS!

El Pan de Muerto, El Cempasúchil y Las Calaveritas de Azúcar o las famosas Calaveras literarias de Guadalupe Posadas y sus Catrinas, es un legado cultural de nuestros antepasados del México de ayer, hoy y siempre.

En esta época que en nuestro país, único en el mundo se venera a la muerte, se rinde culto a nuestros muertos: niños, adultos y se acude a los panteones o Campo Santo a velar, se les lleva las comida, sus bebidas preferidas de nuestros difuntos, así cómo se les reza o se les da serenata cada 30 octubre, 1 y 2 de noviembre de cada año.

El ceremonial se realiza durante estos días, también llega a cada hogar mexicano, se pone un altar y se le ofrece los guisos, el pan, las bebidas, las frutas y se adorna con papel picado de una y mil formas, en la mesa se coloca también frutas y calaveritas de dulce o alfeñique, estos últimos se comparte con los pequeños de cada hogar.

Lo divertido es al final jugar o comer los cráneos de azúcar o alfeñiques de figuras diversas y divertidas, así como de diferentes tamaños.
Es así como se hace presente la muerte en todo el país y se hizo cumbre regalar en este fecha una catrina, catrín o cráneos, las llamadas calaveritas de azúcar, chocolate o amaranto obsequiarlas con el nombre a los niños, adolescentes, adultos, familiares y amigos.

Fotos: Francisco Morales/DAMMPHOTO

#Calaveras #Azúcar #Tradición #DíasDeMuertos #Cultura #Tradiciones #Panteones #México

Share This
COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.