MARADONA TOCO EL CIELO Y EL INFIERNO

MARADONA TOCO EL CIELO Y EL INFIERNO

EL GRACIAS A LA PELOTA, EL EPITAFIO DE DIEGO ARMANDO MARADONA

El número 10 del fútbol argentino, ex futbolista y entrenador Diego Armando Maradona, falleció víctima de un paro cardiorrespiratorio a los 60 años de edad en su casa de Tigre, del barrio de San Andrés, en Argentina.

El pasado 30 de octubre “El Pelusa”, fue intervenido en la cabeza un hematoma subdural, de la cual había salido exitosamente, según el reporte médico.

El campeón mundial en México 1986, dejó de existir este miércoles así lo dio a conocer su familia y al mismo tiempo reveló que la estrella del balompié se habían notado “muy ansioso y nervioso”, por lo que se había tomado la en decisión de trasladarlo a Cuba para su rehabilitación, país en el que vivió por un tiempo durante su rehabilitación a las drogas.

EL VIAJE SOÑADO

Su viaje por las canchas rurales, provinciales y países del mundo y fútbol, las es el sueño anhelado por muchos, pero pocos tiene el talento innato que toda estrellas debe tener en el balompié, ese era Diego Armando Maradona Franco quien nació un 30 de octubre de 1960 en Disque Luján, Buenos Aires, Argentina.

El Crack argentino impuso sus reglas del juego y el mundo lo conoció cómo; “El Dedo de Dios”, quien se hundió el barro y también alcanzó a tocar el cielo, en la cancha siempre fue un hombre auténtico para bien y para su propio mal al sumirse en los excesos, el hombre discriminatorio, acusado de violencia de género, él que le pidió al papá -vender el oro del Vaticano-, tuvo su propio show en televisión: “Noche de Diez”.

En la cancha tuvo cualidades extraordinarias como jugador, él director técnico, para entonces dijo mucho que desear. Fue el Diego que emocionado abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan su himno.

Diego, fue el quinto hijo y primer varón del matrimonio conformado por Doña Dalma Salvadora “Tota” y Don Diego Maradona… y fue el hombre que se paseo por Dubái, qué se codeaba con jeques y contratos millonarios, él que internaron en un neuropsiquiátrico. Él que pudo dejar la cocaína, él que hizo jueguitos en Harvard.

También fue entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino y fue padre el padre de Diego Maradona Sinagra, Giannina Maradona, Dalma Maradona, Jana Maradona, Diego Fernando Maradona Ojeda.

Se fue apagando, su cuerpo se resquebrajó y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención y cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol y así perdió es miércoles su propio juego.

En 2005 en su programa “La noche del Diez”, a la pregunta expresa que pasara cuándo Diego llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.

El argentino sin duda fue y es una de las más grandes figuras del futbol de soccer de todos los tiempos, motivo por el cual Amazon Prime Video desde el año pasado, había decidido producir serie del polémico deportista que en vida se convirtió en una leyenda.

Con información de la biografía de Diego Armando Maradona.

#Maradona #Agentina #Futbol #Crack #ElPelusa #Futbolista #Balompié

Share This
COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.